Los muertos de Jorge Carrión

 

EL NUEVO Y EL VIEJO

Nueva York, 1995. Un barrio en las estribaciones de la parte alta de Manhattan; ocho manzanas de edificios, cuatro; dos; una; en su lateral izquierdo: un callejón sin salida y, en él, un charco.

El Nuevo abre los ojos y siente el agua. En posición fetal, el perfil del cuerpo incrustado en el charco. Desnudo. Por la bocacalle pasa gente. Está solo, tirita. Sus retinas vibran, como si estuvieran en fase REM todavía. Tres figuras se detienen, al fondo. Una lo señala, pero el nuevo no se da cuenta. Las tres figuras se convierten en sendos jóvenes: la cabeza rapada, cazadoras color caqui con cremalleras abiertas, botas negras. Uno sonríe. Otro aprieta un puño americano. El tercero enciende la videocámara y dirige el objetivo hacia la víctima. La patada inicial le arranca al Nuevo un diente y detiene el parpadeo veloz de las retinas. Convergen golpes en sus carnes. «Bienvenido», le dicen; «bienvenido», repiten al ritmo de los puñetazos, de los puntapiés, de los pisotones. «Bienvenido, cabronazo, bienvenido.» Le escupen, a modo de despedida. El Nuevo es ahora un cuerpo amoratado, cuya sangre mancha el asfalto y se mezcla con el agua sucia. Pasan cuatro segundos y dos convulsiones. Se abre una puerta, en el extremo del callejón opuesto a la bocacalle. Sale el Viejo y se lleva al Nuevo a rastras. (…)

 

Así abre Jorge Carrión  su novela experimental “Los muertos”, publicada por Mondadori. Entre una estética Blade Runner y futurista el texto de este joven escritor nacido en 1976, se presenta como un manifiesto experimental de las nuevas formas literarias. Alejado de formalismos y métodos manidos Carrión hace de la narrativa un juego donde el lector es un elemento ímplicito con el que juega de acuerdo a los parámetros ficcionales que él marca. No pretende, ni avisa, solo va allanando terrenos, fijando un panorama elemental donde la tensión y la ficción luchan por impresionar. Y lo consigue: Impresiona, fija, vapulea, sorprende, marca, alinea… Es una novela diferente, brutal. Gusta por su maravillosa y bien cuidada estética de ciencia ficción, por los personajes al límite y por ese giro sorpresa (nunca leído) avisándonos que la narrativa (fragmentaria o no) dentro de poco tendrá que aliarse con elementos visuales ahora algo despreciados para evolucionar en formas, contenidos y, claro está, en sí misma.

http://jorgecarrion.com/

Ficha:

Los muertos de Carrión, Jorge.

Editorial Mondadori
Colección LITERATURA MONDADORI
Nº páginas 176 pp.
ISBN 978-84-397-2232-8
Dimensiones 230 x 136 mm.
Fecha publicación 02-01-2010

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email