principios (in)activos

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Para ti, Louis, por tantas cosas.

despertar cada mañana
intuir tus miradas entre el blanco mortecino de la infidelidad de tus sábanas
la camisa sucia
los zapatos limpios
el agua contaminada
donde muere el despertador
la bañera, ahora, con restos de arena…
y el resto del día nos abrazaremos al silencio
donde agonizan las mentiras que cada noche nos sirven en bandeja
porque olvidar es una forma de mentir
y el mar hace siempre retornar nuestros cuerpos
y seguiremos muriendo en cada crucigrama de domingo
en cada rancio suplemento dominical
y seguiremos muriendo al abrazo de un puñado de cajas
llenas de principios inactivos
porque está permitido equivocarnos
y hoy, ya lunes, me he despertado pensando en tus abrazos
buscando una sonrisa inventada
para que nadie me reproche que nunca lo he intentado
que blanco es el ayer
que triste el porvenir…
…ventanas de colores
canciones virtuales
espejos de paso
demonios con bombones
globos que estallan en silencio
intercambio de horas
regalo de vidas
pasaportes sin fechas de caducidad
verdades en la cara
verdades como ojos,
y te regalo imposibles mientras te enfoco con mi cámara de la timidez,
e invento estas palabras mientras se vela una foto en blanco y negro
donde nunca nos reconoceremos, donde nadie verá la fugacidad de lo quieto,
porque somos verdad y hoy, por el tiempo y los días…
… te regalo estas falsas o quizá ciertas (¿quién sabe?) palabras entre teclados…
mientras sigo buscando la privada sustancia de nuestro amor clandestino porque apenas sé nada de la vida
y ahora que te encuentro… te pido, te grito y me pierdo en los acantilados de mi memoria ignota

Diego Moya ©

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Ana Santos, la Gaviera.

ana santos guapa guapa guapaDe esas tardes aburridas que te da por ordenar carpetas, por repasar lo que tienes desparramado por lo hilos de tu ordenador, de esas tardes que no pretendes nada, que tu mente ni hace ni deshace, todo o nada, el silencio o la palabra…
Y a un golpe de click, en un pantallazo, esta foto, si me lo permites, tu foto. Creo que es la primera vez que la saco a la luz, que la expongo más allá de toda abertura focal posible, si no lo hice antes fue por timidez, o por respeto, qué sé yo. No sé si lo sabrás, pero la foto tuvo una parte de casualidad y otra de intencionalidad. Corría un día de marzo de 2013, asistíamos a la conferencia sobre la vida y obra de Virginia Woolf, la ponente, todo un lujo, Silvia Querini, editora de Lumen; y tú, a su lado, ensimismada, saboreando cada palabra, cada sílaba; y en esa foto, en esa imagen que fue un click, —te lo prometo—, un instante, un milisegundo exponencial, un suspiro, si me lo permites, después de que Pedro, sentado junto a mí en el patio de butacas, me dijera: —Hazle una bonita (…) apareciste así, como ahora tengo el placer de recordarte, como lo hago todos los días. Como esa foto, que no necesita más palabras ni presentación que tu nombre porque en ella vive mi recuerdo. Humilde, pero sincero.

No te olvido, Ana. 

(Ana Santos Payán, Editora de El Gaviero Ediciones, 1973-2014)

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Minuto infeliz

esperar_01Esperé sentado en aquel aeropuerto desierto, sin voces ni llamadas.
Esperé a que Foster Wallace escribiera su último ensayo.
Esperé la noticia del año.
Esperé a que llenaras la nevera de manzanas podridas.
Esperé una guerra detrás del objetivo.
Esperé tu juventud, tus cartas, tus ventanas, tus fotos de cumpleaños,
tus recuerdos fragmentados en blanco y negro…

Esperé una palabra, al menos, una palabra gritada en nuestro refugio ignoto.

Esperé ese minuto que me prometiste hasta que la ley lo hizo infeliz.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Las mejores novelas de 2012.

Debido a la excelente calidad de los trabajos publicados durante este año nos vemos obligados a ampliar a 15 los títulos que componen nuestra lista con las mejores novelas de 2012.

Después de una larga reunión (con brainstorming incluido; presentes: locos, cuerdos, mediolocos y casicuerdos), el equipo de redacción de este blog —una vez revisadas notas, reseñas, apuntes, memorias, citas, lecturas, relecturas y cuadernos— ha decidido que las mejores novelas publicadas en 2012 son:

Stewart Home: «Memphis Underground», Alpha Decay, 2012

Antonio J. Rodríguez: «Fresy cool», Mondadori, 2012

Andrew Kaufman: «La esposa diminuta», Capitán Swing, 2012

Anna Starobinets: «El vivo», Nevsky Prospects, 2012

Pablo Gutiérrez: «Democracia», Seix Barral, 2012

Juan Soto Ivars: «Siberia», El olivo azul, 2012

Nikolai Grozni: «Jóvenes talentos», Libros del Asteroide, 2012

Gonçalo M. Tavares: «Aprender a rezar en la era de la técnica», Mondadori, 2012

Justin Taylor: «Aquí todo es mejor», Alpha Decay, 2012

Mircea Cărtărescu: «Nostalgia», Impedimenta, 2012

Antoni Casas Ros: «Crónicas de la última revolución», Seix Barral, 2012

Juan Francisco Ferre: «Karnaval», Anagrama, 2012

Javier Gutiérrez: «Un buen chico», Mondadori, 2012

Vladimir Nabokov: «Cosas transparentes», Anagrama, 2012

Donald Ray Pollock: «El diablo a todas horas», Libros del silencio, 2012

 

—Nota: En una reunión de urgencia celebrada esta madrugada (presentes los arriba citados) el equipo de redactores de este blog ha decidido ampliar la lista a dos títulos más con mención especial para los mismos. Estos son:

Miqui Otero: «La cápsula del tiempo», Blackie Books

Yuri Andrujovich: «Perverzión», Acantilado

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Estado (España) de emergencia.

Andrea Comas/Reuters

A propósito del 25-S.

Rajoy, sé que no tienes vergüenza, sé que eres un pelele, un ignorante, una marioneta con ínfulas de manido registrador de la propiedad, una puta y jodida almorrana que nos ha salido en este culo de país… todo eso y más. Qué duda cabe.

Espero que lo de hoy, si es que tienes un… no sé cómo llamarlo, lo podemos dejar en un milímetro, un milímetro, sí, de eso que llaman dignidad, te sirva para presentar tu dimisión.

En serio, sin más preámbulos: Vete ya a tu puta casa, tío; lárgate, esfúmate, vo-la-ti-li-za-te, y deja que otros arreglen esto porque a ti ya se te ha ido de las manos. No te quedan argumentos, ni estrategias, ni oradores, ni asesores; pero sí sangre, sangre derramada por las calles, violencia, represión, asfixia… Anda que has tardado en sacar los tanques a la calle, la maquinaria pesada, la artillería. Anda que has tardado en arremeter contra el inocente que reclama sus derechos, que pide explicaciones, que ejerce su derecho constitucional a manifestarse.

Álvaro García

Los que hoy pegaban y apaleaban como tiempo allá también hicieron (los grises) están a tus órdenes. Presidente, qué somos el pueblo, pero no tontos. Son tus manos, Rajoy, sí, las que ya tienes y están manchadas de sangre. Fíjate bien, tener y estar, qué dos verbos más poderosos, pero también, a la vez, traicioneros y ciertos. Te empiezas a parecer a uno de esos dictadores de la antigua Europa del Este. Vete, antes de que te capturen y te juzguen por crímenes contra tu pueblo, contra una humanidad, que pide eso, humanidad. Nada más.

Todo es más sencillo de lo que parece, pero tú lo complicas dando palos de ciego, recortando aquí y allá según te ordena la Merkel, ajustándote a los planes de las corporaciones y sociedades de conspiración. Porque alguien habrá —ahí no me engañas—que se beneficie de todo esto. Y no será ahora, claro, sino más tarde, cuando ya no haya forma de salir a flote. Así que ve dejando del barco, marinero, porque queremos cambiar de rumbo el país, este país de mierda que nos estás metiendo a la fuerza con la especulación del terror y la incertidumbre. Estamos gobernados por una oligarquía corporativa y capitalista, que nadie se engañe.

Qué me perdonen todos los marineros. Lo he llamado así por un juego de palabras. Muy claro tengo que no se merece este sustantivo, profesión digna donde las haya.

No se merece nada.

Paul Hanna/Reuters

Aprende de la historia, Rajoy, aprende del pasado. Se me ocurre un ejemplo no muy lejano. Richard Nixon, ¿te suena de algo? Espero que sí. El escándalo Watergate, por el que tuvo el arresto de dimitir de la presidencia de los Estados Unidos en el año 1974, comparado con lo de hoy y otras veces, comparado con toda tu torpeza e infamia, es una tonteria, un estúpido juego de llamadas, detenciones y escuchas. Pero le echó cojones al asunto y tuvo lo que hay que tener, dignidad.

Aprende, pues.

Alcanzas ya tal grado de incompetencia que ningún principio del management puede definir y/o explicar. Ni el de Peter siquiera. Que no se te olvide, el estado, tal y como lo tenéis planteado es una empresa, mal que nos pese, y ésta, la española, hace aguas… Por eso apunté lo del management y demás.

Por si se te han olvidado te recuerdo los significados de dignidad y humanidad.

dignidad. (Del lat. dignĭtas, -ātis).

1. f. Cualidad de digno. 2. f. Excelencia, realce. 3. f. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse. 4. f. Cargo o empleo honorífico y de autoridad. 5. f. En las catedrales y colegiatas, prebenda que corresponde a un oficio honorífico y preeminente, como el deanato, el arcedianato, etc. 6. f. Persona que posee una de estas prebendas. U. t. c. m. 7. f. Prebenda del arzobispo u obispo. Las rentas de la dignidad. 8. f. En las órdenes militares de caballería, cargo de maestre, trece, comendador mayor, clavero, etc.

humanidad. (Del lat. humanĭtas, -ātis).

1. f. naturaleza humana. 2. f. Género humano. 3. f. Conjunto de personas. 4. f. Fragilidad o flaqueza propia del ser humano. 5. f. Sensibilidad, compasión de las desgracias de nuestros semejantes. 6. f. Benignidad, mansedumbre, afabilidad. 7. f. Cuerpo de una persona. 8. f. pl. letras humanas.

Fuente: RAE.

Según voy escribiendo este post de emergencia van llegando fotos y noticias a los muros de Facebook y Timeline de Twitter.

Me preocupa ésta. Según fuentes del SAMUR el señor que aparece malherido en la foto ha quedado parapléjico como consecuencia de la paliza que le han dado los azules.

¿Os vais a quedar tan tranquilos? Qué pinta de desalmados y despiadados criminales empezáis a tener. ¿Con quién andaréis conspirando?

Qué valientes tus fuerzas de seguridad. Del Estado les llaman, ¿verdad? Míralos, arrastrando a un pobre anciano indefenso, pegando a mujeres, jóvenes…

Vergüenza, asco, repulsión, odio… Todo eso produces y arrasa las calles de Madrid a tu paso virtual y cobarde.

En fin, las fotos hablan por sí solas…

Jasper Juinen/Getty Images

Paul Hanna/Reuters

Sergio Pérez/Reuters

Bernardo Pérez

Kote (Efe)

Claudio Álvarez

Ya estamos vendidos.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email