«L´enfant terrible» del ballet londinense

bailarin ruso

Sergei Polunin (Kershon, 1989) creció en un barrio pobre de una ciudad situada al sur de Ucrania. Pocos podían creer que un niño de escasos recursos y enormes ojos verdes podría convertirse en un prodigio del ballet, pero su talento innato y la perfección de su técnica le llevó a convertirse en una superestrella, a la altura del gran Rudolf Nureyev. Sin embargo, cuando llegó a la cima, tocó fondo a nivel personal y decidió colgar las zapatillas, hastiado por la continua presión que le exigía su trabajo y el peso de la fama.

Bajo el sencillo y apropiado título de Dancer, el cineasta estadounidense Steven Cantor analiza con detalle la trayectoria personal y artística del bailarín ucraniano, desde que era un crío hasta el año 2015. El documental, que estrenará Filmin el próximo 19 de septiembre, se basa en las declaraciones en primera persona del protagonista, sus padres, abuelas, amigos y profesores junto a material fílmico íntimo grabado por él y su familia cuando empezó en el baile. De pequeño, Polunin ya apuntaba maneras. “Nació con una gran flexibilidad en las piernas”, afirma a la cámara su madre, la persona que se encargó de construirle un futuro mejor alejado de Kiev. O al menos, eso creía.

Hasta los nueve años creció rodeado del cariño de sus padres. Amaba la gimnasia, mover con libertad su cuerpo, y sus padres decidieron sacrificarse en beneficio de su hijo. Su abuela materna se fue a trabajar a Grecia y su progenitor enviaba dinero para la manutención desde Portugal. Fueron tiempos difíciles.Todo lo hicieron por brindarle una oportunidad única al pequeño Sergei, pero no se dieron cuenta de que en vez de apoyarle emocionalmente, se alejaban cada vez más de él y sus sueños de tener a la familia unida. Así, esta propuesta se convierte en una reflexión íntima sobre un joven ambicioso y carismático, a la vez que complejo y enigmático en una encrucijada vulnerable.

Dancer refleja la ambición personal de una madre que tomó una decisión importante y viajó hasta Londres sin hablar inglés para que su hijo se formara en la elitista British Royal Ballet School. Allí fue donde el chico explotó todo su potencial desde los 13 años y acabó con 19 erigiéndose en el primer bailarín más joven de la compañía. La disciplina férrea, las reglas de la danza y una vida dedicada completamente al baile estaba dando sus frutos. Los perfectos saltos de Polunin hipnotizaban al público, la pasión con la que interpretaba sus personajes dejaba a todo el mundo sin habla, incluso la gente compraba entradas para verle a dos años vista. Todos se rendían ante el poder de seducción de esa ‘bestia elegante’, como le apodaban sus compañeros en Londres.

img_astrid_20170425-172632_imagenes_lv_terceros_sergei2-kSn--656x369@LaVanguardia-Web

Mientras tanto, la cara más oscura de la fama iba haciendo acto de presencia. Primero fue el shock por el divorcio de sus padres. Luego, la bebida, el consumo de cocaína y los malos hábitos le jugaron una mala pasada. Polunin llegó a utilizar las redes sociales para dejar constancia de sus juergas nocturnas y su fibrado cuerpo se llenó de tatuajes. En su brazo izquierdo tiene dibujado el rostro de Heath Ledger como Joker. Actuó ‘colocado’ y la prensa se llenó de titulares sobre el ‘chico malo’ del ballet.

Corría el año 2012 cuando el joven de solo 22 años anunció que abandonaba el Royal Ballet. Llegó a declarar que se sentía tan desgraciado que “el artista que llevo dentro estaba muriendo”. Y lo cierto es que en él hizo mella la depresión y la autodestrucción, tal y como recuerda para el documental. No solo Polunin desnuda su alma y deja que el público sea testigo de esa dura etapa de su vida, los ojos llorosos de su madre y la mirada silenciosa de su padre son una clara evidencia de la culpabilidad que sienten por no haber sabido manejar mejor la situación.

La cámara de Cantor se detiene entonces en la nueva etapa que se le abría al bailarín en Rusia, donde tuvo que intervenir en programas de televisión y empezar de cero hasta que conoció al popular director artístico Igor Zelensky, que le convirtió en bailarín principal en el Teatro Musical Académico de Stanislavski y Nemiróvich-Dánchenko de Moscú y en el Teatro de Ópera y Ballet de Novosibirsk. Pero de alguna forma la relación de amor y odio con el ballet no le dejaba recuperar el esplendor de antaño y decide entonces cerrar página con una actuación muy especial con la ayuda de un amigo en la coreografía, la dirección de David LaChapelle y el tema Take me to church, de Hozier, sonando de fondo.

El resultado es un vídeo clip espectacular grabado en Hawái que se hizo viral de inmediato en 2015, con más de diez millones de visitas en Youtube y miles de niños inspirándose en los extraordinarios pasos de baile de Sergei. Unas imágenes que nos ofrecen a un bailarín desatado, expresándose en todo su esplendor, saltando hacia la libertad y buscando la paz que tanto anhela en un momento de sobrecogimiento. Sin duda, cuando una ve sus expresivos ojos en la gran pantalla, no puede evitar notar el dolor de su mirada, la de una niñez y una adolescencia que pasó demasiado deprisa entre escuelas y profesores, con pocos juguetes, escasos amigos y alejado de sus seres queridos. Una opción, la de ser el mejor bailarín, que le vino impuesta disfrazada como vía de escape hacia un mundo con más oportunidades en la que él se volcó, pero que jamás fue su elección… y al final ese talento se convirtió en una carga demasiado pesada, tanto que solo deseaba lesionarse para tener una excusa para abandonar.

En la actualidad, Polunin continúa ejerciendo de bailarín y está felizmente comprometido con la bailarina rusa Natalia Osipova, una relación que no llega a mostrar el documental y que ha transformado la vida de este James Dean de la danza , como ha sido catalogado por algunos medios.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

El hombre, el padre y el hijo

mesterenposterenTuve ciertos reparos antes de verla, pero, finalmente, después de pensarlo un rato, decidí hacerlo. Y la verdad que fue una hora y media muy buena. The man (Mesteren) sorprende. Sorprende como el arte más abstracto. No puedo dar más detalles en cuanto a esto porque no quiero fastidiarle a nadie el visionado en cuanto a la sorpresa (oculta), que se va desarrollando en la trama como una suerte de segunda lectura, y que al final estallará de la forma más imprevisible, generando así una mezcla de pasión, rabia, necesidad y creación… La película podríamos calificarla como una suerte de meta-arte-ficción. Los componentes visuales de la misma así como la decoración y la dirección artística son impecables, perfectos. Cada objeto está ahí para hablarnos y decirnos algo, algo visual o no, que va más allá de toda metáfora razonable. La fotografía y los planos de la ciudad de Copenhagen son maravillosos. Esta cinta es un ejercicio visual implacable, pero también y lo más importante, es el tratamiento narrativo / existencial / artístico de la relación entre padre e hijo, las rivalidades absurdas en un mundo, el del arte contemporáneo, tan incomprendido como exhibicionista y narcisista. La necesidad de existir a través de la composición haciendo de lo artístico un modus vivendi impersonal y atípico, como refleja la figura del padre contrastada con la del hijo que aparece en una suerte de halo misterioso, que trastorna, educa, realza, observa y ama… Y, además, es bella, encantadora, dura. Y es una verdadera delicia, porque Mesteren es de esas pequeñas joyas que solo la sensibilidad y maestría del cine europeo puede fabricar / crear / componer / rodar.

Es, también, sin duda una manifestación de la rebeldía o la indiferencia a través de la creación. En sí esta gran realización de Charlotte Sieling es un puzzle visual encantador y poético, crudo, a veces, limpio, otras. Destacar las brillantes interpretaciones y originales interpretaciones de Jakob Oftebro (hijo) y Søren Malling (padre) creando una atmósfera que exhala tensión, ternura, complicidad y muchas sorpresas incandescentes a la luz de las velas o en un fragmento de otro medio: el de los espejos, las miradas, la luminosidad, la rabia, la miseria del ser humano, como animal destronado: una suerte de persona solitaria que no tiene claro su lugar en este complicado y angustiado mundo.

Esta película es brillante. No se la pierdan. Seguro que a Houellebecq le encantaría. Por eso de lo del arte y la incomprensión. Lo del genio y su tormento. Lo del artista y su mundo desquiciado, inhumano, inmaduro, patético…

Sinopsis:
Simon, un hombre de mediana edad en pijama de diseñador y con las gafas tintadas, es reputado artista mundial. Aún tiene la atención de las damas más jóvenes y vive y trabaja en un enorme estudio en Copenhagen, con muchísimos asistentes que le ayudan en su trabajo pictórico. Es un lugar donde la vida privada y el trabajo se unen. Esto queda mucho más claro cuando su hijo, Casper, se muda con él. Padre e hijo no se conocías. Y para desgracia de Simon, Casper no es solo atractivo, si no que también es artista, y talentoso. Simon está escéptico. ¿Cuáles son las intenciones de Casper? ¿Atención, amor paternal o venganza? Charlotte Sieling hábilmente engrandece el clásico drama padre e hijo añadiéndole suspense y una hilarante crónica del mundo del arte actual. El arte puede ser una puerta al alma, pero también un espejo de confrontación. Y para crear, debes realizar sacrificios.

Fuente: Filmin

Reseña de la película danesa Mesteren (The Man), dirigida por Charlotte Sieling

Puedes ver la película en Filmin. Haz click en este enlace.

Disponible en VOSE solo hasta el 5 de febrero

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Los fantasmas de «Fantasma»

fantasma-143166845-large

Querido Directordecine, te llamo así porque así firmas tu repugnante reseña que has escrito sobre la película «Fantasma», de David Navarro en FilmAffinity. Dices que no puedes firmar con tu nombre porque conoces a David Navarro, y claro está después de toda la sarta de mentiras e idioteces que has escrito, cualquiera, por lo menos yo, te pegaría dos voces. Quizá por eso, y por más cosas, te escondas. Mira, Directordecine, si de verdad eres amigo de David, leerás esto, porque supongo que estarás en su listado de amigos de Facebook. En primer lugar, ocultarse es de cobardes, de ignorantes, de mezquinos… En segundo lugar, ya que te jactas de ser guionista y director, ten el coraje o el arresto de identificarte para que podamos admirar tu miserable trabajo. Y en tercer lugar, te digo, que de cine no tienes ni puñetera idea, vamos, que no diferencias una de Walt Disney de la Nouvelle Vague. No vas a dar la cara, no, no vas a darla porque eres un cobarde. Tíos como tú conozco a montones. Os gusta el daño gratuito. Despotricar sin fundamento ni argumento. No vas a dar la cara porque lo que has escrito es para hacer daño. No tienes idea de nada. Ni conoces a David, ni conoces su trabajo, ni su mérito, y mucho menos su humildad y grandeza. Pero que te quede claro, Di-rec-tor-ci-llo-de-ci-ne, que los que apoyamos Fantasma y el trabajo de David, y el mérito de sacar una película adelante sin los fondos ICO, somos muchos. Y lo seguiremos apoyando incondicionalmente, porque David Navarro, tiene talento para escribir, dirigir, grabar y / o rodar lo que le venga en gana. Y Cristina Soria es una actriz de armas tomar. Una gran persona repleta de talento y registros. Hacer una película como «Fantasma» no es fácil. Lo que es fácil es esconderse detrás de un seudónimo y criticar. Así que un respecto, un poco de dignidad y cuando quieras te recomiendo algún libro de cine. Mira se me ocurre «Historia del cine», de Roman Gubern. Además lo tienes en edición de bolsillo, reeditado por Anagrama. Y para más info, este libro es manual de texto en la carrera de periodismo, rama imagen y sonido. Fíjate cuantas cosas sé. Tanto que me da que eres un fantasma detrás del verdadero «Fantasma».

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Lost river. Dirige RYAN GOSLING

lost_river-953227341-large

El rebelde debut de Ryan Gosling como director con Christina Hendricks (“Mad Men”) en su primera peli como protagonista. Eva Mendes, Saoirse Ronan y Ben Mendelsohn completan el reparto de este drama fantástico, a camino entre Lynch y “Drive”. En los decadentes suburbios de Detroit, Billy lucha por sacar adelante a sus dos hijos y no perder su casa. Cuando su tiempo se agota, Billy decide aceptar un nuevo trabajo que le ofrece su director de banco en un misterioso y extraño lugar en el que nada es lo que parece. Al mismo tiempo, su hijo Bones intenta sobrevivir, con la ayuda de su amiga Rat, al acoso del violento y peligroso Bully. En sus intentos de huir de los “monstruos” que les acechan, Billy y Bones se adentran en un mundo mágico e irreal que les llevará a lugares que nunca hubiesen imaginado.

El debut de Ryan Gosling como director es sensacional. La película, claro está, de ahí las incomprensibles críticas negativas, no es apta para todos los públicos. Esta película es una alegoría de la vida, del pueblo americano desterrado. Una narración poética, rozando el equilibrio entre ficción y terror. Los personajes fluyen, fluyen en sus vidas, vidas desgarradas, al límite, buscando un intento de escapada, un lugar donde la pátina de la soledad y la ansiedad les de cobijo, como seres desgraciados que son, como personajes a la deriva. El estilismo, la ambientación y la fotografía son un lujo. Una joya.

El rebel debut de Ryan Gosling com a director amb Christina Hendricks (“Mad Men”) en la seva primera pel · li com a protagonista. Eva Mendes, Saoirse Ronan i Ben Mendelsohn completen el repartiment d’aquest drama fantàstic, a camí entre Lynch i “Drive”. En els decadents suburbis de Detroit, Billy lluita per tirar endavant els seus dos fills i no perdre casa seva. Quan el seu temps s’esgota, Billy decideix acceptar un nou treball que li ofereix el seu director de banc en un misteriós i estrany lloc en el qual res és el que sembla. Alhora, el seu fill Bones intenta sobreviure, amb l’ajuda de la seva amiga Rat, a l’assetjament del violent i perillós Bully. En els seus intents de fugir dels “monstres” que els aguaiten, Billy i Bones s’endinsen en un món màgic i irreal que els portarà a llocs que mai haguessin imaginat.

El debut de Ryan Gosling com a director és sensacional. La pel·lícula, és clar, d’aquí les incomprensibles crítiques negatives, no és apta per a tots els públics. Aquesta pel·lícula és una al·legoria de la vida, del poble americà desterrat. Una narració poètica, fregant l’equilibri entre ficció i terror. Els personatges flueixen, flueixen en les seves vides, vides esquinçades, al límit, buscant un intent d’escapada, un lloc on la pàtina de la solitud i l’ansietat els d’aixopluc, com a éssers desgraciats que són, com a personatges a la deriva. L’estilisme, l’ambientació i la fotografia són un luxe. Una joia.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Las mejores series (en obras)

series-tv-negociar

Hola amigos, el equipo de redacción de el cuento del loco está trabajando para ofreceros, en breve, una selección de las mejores series del año 2016. Así que, serieadictos, estad atentos porque en breve publicaremos la lista oficial, que, cómo no, estará encabezada por la grandiosa House of Cards (Netflix).

Y bueno, para no dejaros solo con este anticipo ahí lleváis el tráiler de Ray Donovan (Netflix), otra gran serie, interpretada por Liev Schreiber y que acabamos de descubrir y que, por supuesto, os recomendamos con mucho entusiasmo.

El desarrollo de la serie tiene lugar en Los Ángeles(California) y sus alrededores, donde Ray Donovan(Liev Schreiber), originario de Southie, un barrio irlandés de Boston, es un “solucionador de problemas” de la firma de abogados Goldman & Drexler, que representa a ricos y famosos. Los problemas de Ray se agudizan cuando su padre, Mickey Donovan (Jon Voight), sale inesperadamente de prisión y se acerca, sin su consentimiento, a su familia. Entretanto, Ray debe resolver los líos en los que se meten sus adinerados clientes, a menudo recurriendo a prácticas fuera de la ley. Su protagonista, Ray Donovan, es un experto en solucionar problemas para los ricos y poderosos de Los Ángeles, pero su familia, del sur de Boston, no deja de darle preocupaciones.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email