AnsioProtagonista

AnxietyPor razones profesionales, y de ocio también, suelo leer al año unas 150 novelas más o menos, narrativa de no ficción, quiero decir. Pero que nadie se asuste. Cuento esto porque desde el año 2014 observo como los personajes de las tramas que leo (la mayoría novela negra y ciencia ficción), lo que decía, observo, como los personajes dueños de sus autores o no, personajes y meta-personajes de todo tipo: humanos, fiscales, ladrones, hombres, mujeres, policías, investigadores, amantes, criminales, gente normal que camina, etc., cada vez más, aparecen, dependiendo de las benzodiazepinas. Éstas son medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes (Xanax, Valium, Trankimazin, Ambien, Orfidal, Ativan… por citar algunos). Por ello se usan las benzodiazepinas en medicina, para la terapia de la ansiedad, insomnio y otros estados afectivos, así como las epilepsias, abstinencia alcohólica y espasmos musculares. 

ANSIOL-1El equipo de redacción del blog el cuento del loco está realizando un exhaustivo trabajo de re-lectura y documentación que quedará reflejado en un artículo analítico sobre este elemento narrativo que no nos sorprende pero sí nos llama la atención, porque la ficción siempre es el alma espejo de esta sociedad. Y la ficción, sea negra o rosa o amarilla siempre es el fiel reflejo del realismo social. Y el que no haya tenido que recurrir alguna vez a un ansiolítico o somnífero, o acudir al terapeuta, que levante la primera piedra, pues. También dejamos este post abierto para que quien quiera pueda aportar el nombre de una novela que haya leído y se haya encontrado algún personaje como los que hemos descrito. Muchas gracias. Todas las aportaciones se tendrán en cuenta y se incluirán en el artículo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Meta[personas] #3.

Pumuki se ha empeñado en recuperar un proyecto que empezamos y, no sé muy bien por qué, decidimos abandonar. Se trata de los episodios de meta[personas], de los que tan sólo publicamos dos entregas. Hoy, después de muchos meses, la tercera:

machine_stare_0Comenzaré 2016 caminando, igual que tú, me echaré a la calle para calmar mi ansiedad, esa que nos mece por todas partes, para encontrarme con todas esas formas, donde la energía se eleva a 2016 nanosegundos: inteligencias artificiales de las que me puedo enamorar, robots analógicos, autómatas que legislan, robots digitales, robots sucios, un trajeado empleado de banca empapado de Xanax, un camarero con mandil de librero, un librero con hojas en blanco, un motero componiendo canciones, bebedores de aloe, cantores del futuro, inmortales desesperados por morir, cabezas rapadas besándose por las avenidas, avenidas sin coches, mirones del Ministerio, genios del Deber, amantes de la Esperanza, votantes del Exilio, cocheras inundadas, un suicida que me explica que lo suyo ha sido un asesinato que ha salido mal, por eso hay tantos muertos en el parque, me dice; drones sin pilotos, cucharas volantes, mesones vacíos, matones en mi casa, velas incendiando salas de cine, mujeres azuladas, traumatismos, aneurismas, ansiedades, universos paralelos, un loco que defiende la teoría de cuerdas, el chico lumpen, que me observa con la mirada perdida por el efecto del éxtasis. Y al final de la calle, un colega, dormido. Me acerco sigilosamente. Lo observo, lo miro, lo palpo. A su lado, posado sobre la calle, un bote de Ambien. La tribu tecnológicamente superior siempre gana, me dijo uno de los mirones. Pero él duerme, le contesto. Duerme en los dos universos, le digo. ¿Y por qué estás tan seguro?, me pregunta.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email