LISTA DE DESEOS PARA 2012 (toma)

 

Empezamos: Primero: a tomar por culo el 2011.

Ya va bien servido.

Y ahora con los deseos (que no propósitos) porque luego no los cumplo.

 

No sé por dónde empezar. Bueno, ahí va: (sin premeditación ni alevosía)

 

Que se traduzcan más libros de Ben Brooks.

Que Rajoy se afeite la barba.

Que la Carma Chacón aprenda a usar un kalashnikov. (Ay, Karma).

Que las llamas devoren el puto loft de la avenida.

Que el niño/niña se quite tetas.

Que la Remedios Cervantes no vaya a más concursos de TV.

Que llegue pronto el 26 de enero para empezar a leer «Fresy Cool».

Que el movimiento 15-M siga adelante.

Que Pumuki y el duende verde no hagan cochinadas.

Que se apruebe la eutanasia activa y pasiva.

Que no se compartan más lugares que no se quieren compartir.

Que Elise Plain escriba un nuevo poemario.

Que la gente se masturbe más.

Que Urdangarín o como se escriba vaya a la puta cárcel.

-A María Antonieta por mucho menos le cortaron la cabeza. Claro, eran otros tiempos en otros países.

Que vayan pensando en una III República.

Que Oscura no se ponga clara ni con aguarrás.

Que se jodan las que yo sé.

Que las buenas personas tengan mucha suerte.

Que amemos mucho.

Que se haga mejor publicidad.

Que esas pequeñas editoriales sigan haciendo grande la Literatura.

Que no me salgan más pelos en las orejas.

Que se prohiba el uso de tirantes. Lo siento, Pedro jota.

Que se declaren los antidepresivos y ansiolíticos Patrimonio Nacional y de la Humanidad.

Que no se cuelguen más carteles de se vende o se alquila.

Que igual que se pueden bloquear contactos en fesibuk se pueda hacer en los celulares.

Que se lea más.

Que nadie se suba conmigo en el ascensor.

Que nos dejen tranquilos los de la fábrica de sueños.

Que os apartéis cuando venga una ambulancia por detrás.

Que Carmen de Mairena y Sánchez Dragó hagan un programa sobre tendencias porno.

Que las hippies se quiten las faldas.

Que mi enfermera favorita consiga trabajo.

Que Ismael Serrano publique nuevo disco.

Que la Literatura siga evolucionando.

Que a los desfiles de modas lleven a muchachas que superen el medio metro.

Que no somos tontos.

Que se fijen en su mierda y no en la de los demás.

Que me pueda ir a Japón.

Que sigamos por aquí.

Que el rabbit tenga mucha suerte porque se lo merece.

Que se usen más gomas (de las de borrar). ¿Qué os pensabais?

Que no se concedan las mismas subvenciones a los mismos de siempre.

Que veáis los que no lo hayáis hecho: The Wire 1-5

Que la viuda de David Foster Wallace busque otro manuscrito, por favor.

Que quien se quiera suicidar que lo haga. La vida es tuya, hostias.

Que se grabe la Sexta temporada de The Wire.

Que en nochevieja me pueda meter en la taza del water y cerrar la tapa.

Que el duende verde reparta caramelos por las calles y le arranque los vestidos a las petardas.

Que la gente vaya más al psiquiatra.

Que no se permita que enfermeros y médicos hagan turnos de 20 horas.

Que no consintamos que no se cubran las bajas de personal sanitario.

Que a mi medico de cabecera le salgan rábanos por los pabellones auditivos.

Que no escuche más eso de que le van a poner las correas que me da susto.

(se dice electrocardiotocógrafo)

-Si lo ensayáis varias veces en casa al final sale.

-Así lo hacía la Leti cuando leía los textos.

Que viva el modernismo, el post, lo hipster y Alpha Decay.

Que Javier Calvo siga traduciendo.

Que sigáis navegando y llenando bitácoras de versos que nos hacen sentir lo imposible.

(Que os estaremos esperando aquí en puerto o cerca de vuestro faro de luz).

Que repongan La bola de cristal.

Que descanse en paz Félix Romeo.

Y que sea de lectura obligatoria en los institutos: «Amarillo», de F.R.

Y A CALLAR.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

UNA BONITA HISTORIA

 

Nada de lo que os voy a contar es ficción.

Todo lo narrado forma parte de la más íntima realidad.

(Las fuentes de las que procede la información están citadas al final del post).

 

Foto: Mar Martínez Roldán.

 

Me desvelé. Pasaban pocos minutos de cierta hora de la madrugada. La radio de mi mesita de noche seguía encendida. Un locutor trasnochado daba las noticias. Atontado por el sueño, mientras bebía agua, escuché algunas palabras que pronunciaba:

 

Karine, belga, mujer…

 

No tardé mucho en volver a dormirme. Sabía que mi cerebro o lo que fuera había procesado algo. A la mañana siguiente tecleé en Google un poco más de información:

 

Karine, belga, mujer, eutanasia…

 

Aparecieron pocas entradas. Las necesarias para enterarme de esta bonita historia:

Ocurrió hace cinco años. En Bélgica. Aún amparados por los mecanismos protectores de una sociedad plenamente desarrollada, todos los familiares y el médico de cabecera de Karine, decidieron guardar silencio hasta hace unos días.

Los hechos se dieron a conocer a la prensa entre el 19 y 20 de noviembre de 2011.

LA HISTORIA (real):

Carine tenía 42 años cuando sufrió un accidente cerebrovascular. Gran parte de su capacidad motora quedó afectada. Podía pensar y hablar. Pero tenía que depender de los demás para llevar una vida normal.

Un año después de un fuerte tratamiento sin resultados, Carine le expresa a su médico de cabecera el deseo de acabar con su vida y su (infierno). El doctor, al amparo de una ley belga, que permite la eutanasia activa, programa su ingreso en una clínica y la aplica.

Carine tuvo un ataque de risa en la habitación donde la ingresaron antes de morir. El ser humano es tan impredecible, pienso.

Uno de sus hijos lloró. Bebieron vino.

Sabían que no la volverían a ver. Todos estuvieron conformes con su decisión.

Carine muere en un quirófano.

Pero antes de esto (todas las peticiones fueron grabadas en vídeo), su última voluntad fue:

Quiero donar todos mis órganos.

Y así se hizo.

De su hígado sacaron varios de tamaño más pequeño que ahora dan vida a cinco niños.

Por mi parte fin de la historia.

Ah, gracias señora Carine. Para mí eres una heroína de realidad. De ficción ya tengo muchas.

En este mundo de locos hay que estar muy cuerdo para hacer algo así.

 

Las fuentes son las siguientes:

Blog Fred Alvarez.

Artículo El País (edición digital).

 

Pienso, digo, afirmo:

La vida es una propiedad inalienable del ser humano. Nos la dan nuestros padres. Pero, una vez aquí, ya es nuestra y somos nosotros quienes decidimos cuándo y cómo acabar con ella en el caso de que sea necesario.

Tan solo por el derecho a elegir y tener una muerte digna.

 

El blog de miradas de Mar Martínez Roldán (autora de la foto que ilustra el post).

Una gran fotógrafa.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email