«Lo contrario de la soledad», por Marina Keegan, Ed. Alpha Decay

Marina Keegan (1989-2012) fue una escritora y poeta norteamericana. Murió en un accidente de tráfico a la temprana edad de veintidós años. «Lo contrario de la soledad» es una recopilación de todos los textos que escribió en vida y su única obra publicada.

«En un momento dado, los dos estábamos tiritando y me preguntó si quería acompañarlo a su piso. Sí, quería. Nunca había deseado nada con tantas ganas. Pero cuando vi que me devolvía la sonrisa mientras se subía la cremallera de la cazadora, sentí que el mundo entero se reconstruía y a continuación el mundo entero volvía a desmoronarse».

 

165

Leí el libro de Marina Keegan en un momento difícil de mi vida, en un momento en el que uno, como tantas veces en nuestra existencia, necesita agarrarse a algo. Algo que, en realidad no sabes qué es, pero lo necesitas como bálsamo para seguir adelante. Deambulaba, una fría tarde, por una librería, sin saber qué hacer, sin saber qué libro llevarme, miraba uno, cogía otro, leía contraportadas, sin apenas entender el significado de ninguna frase, pero… Fue el título lo que más me llamo la atención, sí, el título de su obra, porque era lo que yo, alma en pena, necesitaba en ese momento: lo contrario a la soledad, que pueden ser muchas cosas, pero para mí, simple y humildemente, era compañía. Me impactó además lo trágico de su muerte, pero eso me llevo, sí cabe en un gesto de valentía a hacerme con un ejemplar, que no sólo me devolvió la sonrisa sino que también hizo que mi mundo volviera a recomponerse de entre las cenizas, de entre miles de piezas de puzzle que no sabía donde colocar. El libro de Marina Keegan me dio calor, me dio ganas de vivir, porque su legado tiene la fuerza de la vida, el poder de convertir lo más sencillo en lo más vívido. Pensaba que me iba a encontrar con una lectura triste, pero no, «Lo contrario de la soledad», está lleno de vida, de esa vida que Marina Keegan nos dejó para que los que pudiéramos conocerla a través de sus textos nos contagiáramos de ella. En aquel momento tenía ganas de leer, pero no podía, y Marina Keegan, quien siempre estará en mi corazón me devolvió la pasión por la lectura, porque toda ella es pasión, porque ni ésta, ni la felicidad, ni la vida ni la muerte, ni la humanidad se construyen con héroes o heroínas, todo lo contrario se construyen con literatura, y éste es un gran ejemplo de ello. Recuerdo que cuando terminé de leerlo yo también llevaba una cazadora y, justo cuando entré en un autobús, me la subí hasta el tope y una sonrisa se dibujó en mi cara mientras abrazaba el libro y sentía esa inyección de amor.

Ahora he conseguido terminar el puzzle de mi vida, de mi mundo, de mis seres…

A veces la muerte es el mejor ejemplo de existir.

Reseña del libro «Lo contrario de la soledad», de Marina Keegan, publicado por Alpha Decay en su colección Héroes Modernos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Email